¿Sabes cuál es tu rol cuando te conviertes en padrino de bautizo? ¡Averígualo!

Si te tocó ser padrino de bautizo y sólo estás pensando en el regalo que le vas a obsequiar a tu ahijado(a), lamento decirte que no estamos nadita bien. Si bien es cierto, el obsequio hacia el pequeño(a) es importante, ya que le estás demostrando en parte la estima que le tienes, pero la verdad es que no todo se reduce a ello. De hecho, tienes una misión importante que cumplir con él o ella. Por eso, a continuación siete de las principales obligaciones que todo padrino de bautizo debe de cumplir:

 

 

El acompañamiento

¿Qué quiere decir esto? ¿Qué lo invites a tu ahijado al cine a ver la película infantil del momento y le compres todos sus antojos acompañándolo así cada fin de semana? En lo absoluto. Definitivamente, este es un claro ejemplo de lo que no debe suceder con un padrino de bautizo. El acompañamiento se trata sí más bien de acompañarlo, pero en el camino de la Fe. Más fácil suena lo primero, ¿verdad? Y es que el acompañamiento no es una tarea simple como puede parecer. En realidad, el acompañamiento, es toda una misión que como padrino de bautizo tienes a un muy largo plazo por no decir de manera indefinida. Recuerda que, ser padrino de bautizo es asumir todo un rol, el cual debe ser llevado con mucha responsabilidad.

 

 

Compartir tu testimonio de vida

Si los padres de tu ahijado te han elegido como padrino de bautizo, no es porque seas exactamente el mejor amigo(a) de ambos. De hecho, los padres del pequeño te han debido de escoger por la manera en cómo vives tu Fe, porque han visto en ti un claro ejemplo de lucha sincera por vivir el Evangelio en tu día a día. Y justamente por esta última característica que te identifica es que han decidido que seas el padrino de bautizo de su hijo, para que así compartas tu testimonio de vida con el pequeño o la pequeña de por vida.

 

 

Fortalece la Fe de tu ahijado

Este es el mejor regalo que le puedas dar. Olvídate del Wii última generación. Aquí lo que va a pesar es que como padrino de bautizo, tengas una preocupación real en la Fe del pequeño. Ayúdalo a crecer en el Espíritu Santo. Que sepa que hay un Dios perenne esperándolo  siempre con los brazos abiertos.

 

 

¿Eres un padre sustituto?

No. Esto es que si los padres fallecen, tú ¿acaso tienes la obligación como padrino de bautizo hacerte cargo del pequeño?  En lo absoluto. Que te preocupes por tu ahijado no quiere decir que vas a asumir el rol de padre si en caso este quedase huérfano. Sin embargo,  esto último no te deslinda del rol que tienes como padrino de bautizo: el compromiso espiritual. Además, claro de preocuparte por el bienestar físico y material del pequeño.

 

 

Para compartir algo, primero debes de tenerlo…

Aquí, estamos hablando de la Fe. Si tu principal misión como padrino de bautizo es compartir tu Fe, entonces estás en toda la obligación de alimentarla, de hacerla crecer día a día para que puedas luego aconsejar al pequeño acerca de esta. Nadie puede compartir lo que no tiene y menos hacer un acompañamiento verdadero en el camino espiritual de quien va a ser bautizado.

 

 

Estar cerca…

Es justamente por esta razón, aparte del nivel de confianza y respeto que seguramente te tienen los padres de tu ahijado que te han elegido como padrino de bautizo: la cercanía, para establecer lazos de Fe. Lo más probable es que seas un familiar, pero si no lo eres está bien también. Eso sí, recuerda que tus obligaciones son de tiempo indefinido. Es más, lo que se sugiere es que los padrinos de bautizo sean los mismos de la confirmación. Siempre cerca.

 

 

Debes practicar lo que predicas

Cómo hablarle de Fe a tu ahijado, si no la practicas. Recuerda que te han elegido como padrino de bautizo justamente porque han visto en ti las condiciones necesarias para serlo. Esto no significa que seas infalible, pero que sí hagas todos los esfuerzos por mantener a Dios como tu roca en todos los momentos de tu vida, sobre todo en los difíciles, porque es justo estos momentos que te servirán de testimonio de vida para darle el ejemplo a tu ahijado.

 

 

Finalmente, pero no menos importante si te han elegido como padrino de bautizo, debes otorgarle la seriedad del caso. No tomarlo a la ligera. No se trata de comprarte el mejor terno o vestido para la ceremonia y sonreír en la foto. Tampoco se trata de que te ganes el cariño de tu ahijado comprándole lo mejor de lo mejor para que digan que eres el mejor padrino de bautizo.  No. Se trata de establecer un vínculo estrecho, sin llegar a asumir el rol de padre o de madre con el pequeño, pero sí estar a la altura de esa misión tan hermosa que Dios te ha otorgado a través de la elección de los padre: la de ser un verdadero y congruente padrino de bautizo.

 

 

Además te puede interesar:

Vestidos de Bautizo

Ropa de bebes

¿Sabes cuál es tu rol cuando te conviertes en padrino de bautizo? ¡Averígualo!
Califica el Post

Publicaciones Relacionadas

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.